Espíritus o Fantasmas

La duda en la existencia de espíritus o vulgarmente llamados fantasmas, ha estado siempre entre las creencias populares. Pero aún hoy en día muchas personas sostienen que esto es pura fantasía y/o mentiras que inventa la gente para llamar la atención. En parte es verdad, porque muchos inventan. Pero en cuanto a su existencia, no cabe duda que los espíritus o fantasmas existen en este mundo.

En este artículo no sólo explicaremos en qué consisten este tipo de fenómeno paranormal, sino que también te brindaremos una buena información sobre sus apariciones y efectos. Si estás leyendo y aún tienes la duda de si existen o no los fantasmas, pues con seguridad aquí encontrarás las respuestas.

 

La existencia de fantasmas

Desde la antigüedad y en absolutamente todas las civilizaciones avanzadas de aquella época, y de todas las siguientes, se ha hablado de casas o lugares embrujados y contado sobre casos de «fantasmas». De hecho existen cientos de historias y pinturas de fantasmas.

Pero por otro lado, y un punto muy importante, todas las religiones existentes creen en su existencia y manifiestan su veracidad. Sin embargo, la existencia de espíritus o entes similares siempre estuvo en duda en una buena parte de la población. Por supuesto que esto sucede con todos los fenómenos paranormales. «Ver para creer» es la ley que se cumple en la mayoría de la gente.

 

¿Por qué existen los fantasmas?

Los científicos explican que el fenómeno paranormal se produce cuando una persona fallece y su alma no se eleva o pasa al siguiente estado, en ese preciso momento, como debería. Según los estudios de los distintos casos, la mayoría indica que esto se origina porque pasó algo muy fuerte en ese momento, que por lo general consiste en que la persona fue asesinada violentamente. En estos casos, el espíritu vaga por el lugar de la muerte de su cuerpo o en los alrededores, negándose o no pudiendo elevarse. Por lo general, los momentos en los que se aparece el fenómeno es justo en la hora de su muerte (pero no siempre).

Básicamente, los estudiosos indican que pueden distinguirse varias situaciones:
– Que la persona haya fallecido muy recientemente y su alma no se elevó aún. Según los estudiosos muchas almas necesitan un «tiempo de preparación o despedida» para elevarse en paz.
– Que la persona haya sufrido una muerte violenta o muy trágica. Se sostiene que en estos casos, el sufrimiento y/o dolor previo a la muerte impide al espíritu irse en paz.
– Que el espíritu no acepte su muerte corpórea, por lo que no quiera elevarse.
– Que sea un alma en pena producto de una culpa muy fuerte en vida.
– Que sea un espíritu atado al mundo físico producto de una situación no resuelta en vida.
– Que sea un alma llena de odio o rencor por alguna situación en vida.

Descartando el primer caso, el tiempo en que el fantasma puede continuar en nuestro mundo es indeterminado.

 

¿Cómo saber si hay un fantasma?

Según los científicos, la aparición de fantasmas se produce por lo general por un tiempo corto, que dura segundos. En ese momento se manifiestan varios efectos como ser: un descenso de la temperatura ambiental, ruidos extraños o golpes inexplicables, olores, voces (que pueden ser captadas con un grabador), cambios electromagnéticos (que pueden provocar anomalías en artefactos eléctricos o baterías), entre otros.

También la mayoría de las personas presentan una mala sensación o una descompostura, tanto si ven o no al ente. Por supuesto que todas estas cosas pueden ocurrir como no, o pueden ser percibidas como no. Lo que sí es prácticamente seguro que algunos dispositivos captarán el momento. Por ejemplo, una cámara fotográfica con flash puede captar al espíritu que visualmente no se puede ver, si es que está precisamente en ese lugar en el que se apunta.

 

¿Cómo saber si alguien vio realmente un fantasma?

Cuando una persona manifiesta haber visto un fantasma no podemos saber si es verdad o no en principio. Lógicamente lo mismo ocurre con una «casa embrujada», que es una vivienda donde habita algún tipo de ente. Salvo que la persona tenga una prueba física y ésta sea analizada, no hay forma de verificar la historia. Esta prueba puede ser una fotografía, grabación de audio o video. Pero dado que existen muchas falsificaciones, hay que analizar dicha prueba en detalle.

 

Electromagnetismo y presencia de espíritus

Por otro lado, los investigadores han comprobado la relación entre electromagnetismo y aumento de probabilidad de la presencia de espíritus. En la antigüedad la gente solía ver fantasmas cerca de los lagos o ríos, y según los científicos, esto tiene una explicación directa. El agua es un conductor de electricidad y por lo tanto genera un aumento de electromagnetismo en sus alrededores. Así como también los científicos sostienen que esta relación se manifiesta también cuando hay tormenta eléctrica o vientos fuertes, así como también la presencia de líneas de alta tensión o generadores de energía. Por supuesto que esta relación implica que aumentaría la probabilidad de un espíritu a manifestarse o verse, si es que existe uno en ese lugar.
 


 

Casas embrujadas

Las casas embrujadas no son más que viviendas en las que habita uno o más fantasmas. La mayoría de la gente que se enfrenta a este tipo de fenómenos paranormales, suele ver siluetas desvanecidas (como proyecciones) o sombras, a veces oscuras y otras veces trasparentes. Por otro lado, otros han podido ver esferas luminosas, denominadas por los científicos como orbes, que flotan y se mueven por el aire. Por supuesto, en este último caso no quiere decir que siempre sea un caso paranormal, ya que puede ser producto de un reflejo luminoso o de una ilusión óptica producto de la refracción de la luz.

Cuando una familia compra una casa siempre conviene que la edificación reciba una bendición. Sea creyente o no, la bendición que realiza un sacerdote o pastor religioso erradicará cualquier mala energía en la casa. Sin embargo existen muchos casos en los que el o los entes que habitan el lugar retornan luego del tiempo. Sea como sea hay que insistir puesto que la religión es lo único que puede hacerles frente.

 

Tipos de fantasmas

Existen varios tipos de espíritus o fantasmas los cuales se han clasificado como:
– Orbes: como se mencionó anteriormente, es la forma más común que puede tomar un alma.
– Espíritus residuales: son aquellos que se ven como una proyección en determinados lugares, ya sea parados, sentados o realizando alguna acción repetitiva. Son los más comunes e inofensivos físicamente ya que no interactúan con quien los ve.
– Espíritus conscientes: son aquellos fantasmas que suelen comunicarse con quien los observa. Dicha interacción por lo general no es sonora sino corporal: algún gesto o señal.
– Sombra: se ve como una silueta gris, una sombra. Los estudiosos no se ponen de acuerdo en si este tipo de ente es un fantasma u otra cosa.
– Poltergeist: este tipo de espíritu es el más peligroso porque acostumbra a tener mucho contacto con el mundo físico, aunque no suelen darse a conocer visualmente. Por lo general sólo son burlones o bromistas, pero a veces pueden indirectamente agredir físicamente. Suelen mover cosas, golpear paredes o puertas, encender y apagar luces, etc. Según los estudiosos este tipo de entes deben ser erradicados por medio de un sacerdote o pastor religioso.
– Espíritus malignos: en principio los fantasmas son inofensivos, pero existen algunos que son agresivos y malignos. Muchos hasta pueden no resultar ser espíritus sino demonios. En ambos casos generan malas energías y se alimentan de ellas: generan peleas y discusiones en la familia por ejemplo. Para ello existen sacerdotes y pastores que realizan exorcismos en las viviendas. Es la única forma de detener y erradicar este tipo de entes antes de que actúen sobre la salud de la persona.

 

Detección de espíritus

Hoy en día la tecnología ha permitido el desarrollo de muchos aparatos para detectar todos los efectos ambientales relacionados con los fantasmas. Algunos de estos permiten detectar fácilmente ruidos emitidos durante el fenómeno paranormal. La mayoría de estos, el ser humano no alcanza a percibirlos. Pero con estos dispositivos sí es posible, pudiéndose traducir los mensajes que estos entes transmiten, que en general son palabras de nuestro lenguaje.

También los espíritus pueden ser captados por algunos dispositivos que usualmente usamos: celular, cámara, filmadora, etc., como comentamos en el apartado «¿cómo saber si hay un fantasma?».

Por otro lado, existen personas que son capaces de ver o percibir fantasmas en cualquier momento y lugar, así como también pueden comunicarse con los mismos. Los llamados médiums o clarividentes, así como también los chamanes de las tribus (supuestamente), pueden entrar en contacto con este tipo de fenómenos.

También se sostiene que los niños y los animales, como perros y gatos, pueden ver y percibir mucho más que una persona adulta. Por tal motivo es muy frecuente que los chicos sean los primeros en entrar en contacto. Por supuesto que muchos de ellos sólo tienen amigos imaginarios, no fantasmas de amigos. Sin embargo, siempre conviene hablar con ellos para saber bien de qué se trata.

Otra teoría sostiene que las personas que se encuentran en sus últimas horas de vida, pueden detectar este tipo de fenómenos paranormales.

 

Aclaraciones

Es mucho aún lo que no se sabe de este tipo de fenómeno paranormal, ya que varias cosas se presuponen. Pero a ciencia cierta no todo es posible de comprobar y por ello sigue siendo un misterio para el hombre.

Muchos investigadores sostienen que los espíritus se hallan en una dimensión paralela a la nuestra y es por ello que, aunque el alma vague por el lugar, no siempre puede ser visto el cuerpo etéreo. 
 
Como desarrollo final del artículo, hay que aclarar que no todos los espíritus son dañinos. Algunos sólo aparecen y desaparecen a los segundos, sin suceder absolutamente nada más. Otros pueden resultar ser agresivos. Según los investigadores, el comportamiento está ligado a cómo era la persona en vida y cómo fue el momento de su muerte. Por otro lado, según los científicos, existen dos formas de hacer desaparecer a un fantasma de una casa o lugar. En primer lugar, puede hacerse con un médium o clarividente, el cual intentará comunicarse con dicho ente. La segunda forma es mediante una bendición de la casa o exorcismo, hecho por un sacerdote católico o de otra religión. Siempre es mejor una religión en la cual la persona tenga fe.

Conclusiones finales

Los fenómenos paranormales siguen siendo un misterio para nosotros, pero no existen dudas de que los espíritus existen. Pero pese a que existe mucho fraude y muchas personas que lo toman en broma con supuestas casas embrujadas, es un fenómeno paranormal con el cual no se debe jugar, porque así como puede que no pase nada, puede que sí lo pase, especialmente si el ente o fantasma presenta maldad o es violento. Es por ello, que si viste a un espíritu o piensas que algo extraño está sucediendo en tu casa, lo mejor es hacer bendecir la misma con un sacerdote religioso y rezar por esa alma, para que se eleve y vaya a donde tiene que ir.

error: