Terror en Connecticut: la casa embrujada

En el año 1986, una familia decide mudarse a una casa en Southington, Connecticut, para poder estar más cerca del UConn Health Center, donde el hijo de la misma, estaba recibiendo tratamiento para el cáncer. Poco después de estar viviendo allí, la familia comenzó a presenciar cosas extrañas. La casa antiguamente había sido una funeraria, y al parecer en el sótano de la misma era donde se realizaban los trabajos con los cadáveres.
 
Las cosas se pusieron para peor cuando el joven de la familia empezó a ver entes dentro de la casa, y no cualquier tipo de entes, espíritus o fantasmas, sino figuras malignas o demoníacas. 
 
La salud del muchacho empezó a empeorar al mismo tiempo, mientras se aislaba de sus padres y hermanos. Comienza a escribir cosas raras, oscuras y siniestras, mientras su estado físico cada vez es peor.
 
Los padres del muchacho al ver que su hijo cada vez estaba peor y que parecía que se estaba volviendo loco, deciden internarlo. Pero cuando el joven es trasladado, los entes comienzan a atacar al resto de la familia. En la desesperación la familia busca ayuda a investigadores paranormales Ed y Lorraine Warren.

Según los testimonios eran cuatro hombres oscuros y un demonio al cual lo llamaban “hombre del traje”. Uno de los entes era muy delgado, con pómulos prominentes, cabello largo y negro, y ojos azabaches. Otro de estos, tenía el cabello blanco así como también los ojos, y llevaba un esmoquin de corbata, y sus pies estaban en constante movimiento.



Según investigaciones, los agentes funerarios que estuvieron en un pasado habitando la casa, estuvieron implicados en nigromancia y necrofilia (magia con los muertos y espíritus).

Según los investigadores: “la sala donde estaban los niños de la familia era un salón de muestra de cofres; y el final del pasillo era donde se preparaban y exponían los cadáveres para su visualización”.

Además en el dormitorio principal había un dispositivo por el cual eran subidos los ataúdes y durante la noche se escuchaba el ruido, como si la cadena estuviese corriendo subiendo uno. Tras intentar descubrir su movimiento, Ed fue testigo de la aparición de dos espíritus, mujeres, que desaparecieron al verlo.
 
La casa fue exorcizada en 1988 y al parecer no ha presentado nuevamente hechos malignos o de violencia, aunque sí ruidos extraños.
 
Esta historia fue representada en Discovery Channel en su serie Historias de ultratumba, con el nombre de “A haunting in Connecticut”. También fue representada en una película del 2009 denominada “The haunting in Connecticut”.

error: