Piedras deslizantes: Valle de la Muerte & Racetrack Playa

Las piedras deslizantes o navegantes, componen uno de los misterios geológicos del mundo que aún no se han podido resolver. El fenómeno se da con rocas o piedras que recorren amplias distancias dejando los surcos en el suelo llano, sin ser movidas por algo racional. El enigma se produce más que nada en el Valle de la muerte y en Racetrack Playa. 
 
Las piedras navegantes no se mueven constantemente, sino cada dos o tres años, por lo que esto dificulta el estudio del fenómeno. Los surcos que dejan las rocas suelen durar tres o cuatro años en el suelo hasta que desaparecen. En ocasiones, en una misma trayectoria el ancho de las huellas cambia debido a que la misma piedra se da vuelta y comienza a marcar en otro de los lados.
 
Las piedras deslizantes pueden ir en una dirección u otra. Algunas van en la misma dirección, pero de repente cambian. Además las longitudes, entre piedras del mismo tamaño, difieren, por lo que todo dato lógico termina no cumpliéndose. Muchas de las rocas navegantes van en una dirección y por algún motivo cambian o retroceden en la misma dirección.
 
Entre las tantas suposiciones que existen, las piedras deslizantes pueden moverse producto de que:
– se genere una superficie con mucha agua
– se genere una capa de arcilla
– haya fuertes vientos con un gran impulso inicial
– haya vientos fuertes constantes
 
Aunque la única causa sostenible es que sea producto de vientos fuertes. Aún así, las investigaciones no llegan a ninguna conclusión y las piedras deslizantes siguen moviéndose solas y sin explicación.
 
Las piedras deslizantes del Valle de la muerte y de Racetrack Playa, siguen siendo al día de hoy, uno de los misterios más curiosos de los últimos tiempos.





Si te gustó este artículo, ayúdanos con un me gusta!

Recomienda este post a tus amigos:
error:
A %d blogueros les gusta esto: